Redactado por Andrés

Este fue el primer viaje de los MotoHurtas, decidimos ir por la costa cantábrica siguiendo todos los faros que hubiese en el camino. Surgió de una lluvia de ideas en la cafetería del trabajo, habíamos pensado hacer un viaje en el verano de 2012, pero no teníamos claro por donde sería. Surgieron varias ideas, hacer el camino de Santiago en moto, la variante norte del Camino de Santiago… y al final llegamos a la conclusión de ir visitando faros.

Desafortunadamente no podíamos hacer toda la costa Cantábrica, pues solo teníamos cinco días para hacer el viaje, y dos se iban en ir y volver a Madrid. Así que decidimos acotar los faros que hubiese entre Castro Urdiales y A Coruña.

Y así empezó nuestro primer viaje HurtaFaros 2012.

Día 1 – De Madrid a Castro Urdiales (Cantabria), 2 de julio de 2012

Powered by Wikiloc

 

En este viaje como equipo de navegación contábamos con un Iphone 4s sujeto al manillar, con su correspondiente cable a la batería para no tener problemas de autonomía.

Empezamos desde Soto del Real, quedando temprano para aprovechar las primeras horas frescas de la mañana. Nos dirigimos hacia Miraflores de la Sierra para hacer el Puerto de Morcuera, típico de Madrid, carretera estrecha y con alguna curva ciega, sobre todo al principio, pero según avanzamos el ancho de la carretera va en aumento, y el asfalto está en bastante buen estado, acabando en el pueblo de Rascafría, donde giramos hacia la derecha en dirección Lozoya, para hacer el puerto de Navafría, o esa era la idea…

Seguimos las indicaciones del GPS y al poco tiempo estábamos haciendo un puerto, el desconocimiento de la zona nos hizo pensar que era el puerto de Navafría, pero tras treinta kilómetros nos encontramos con un cartel donde leemos “Miraflores de la Sierra”…

En cuanto pudimos paramos la moto, dándonos cuenta que habíamos hecho un círculo y estamos casi en el punto de partida.

No entiendo porque el GPS nos ha llevado de vuelta a Miraflores, y después de trastear un rato con el, me doy cuenta que el GPS pone un waypoint en el centro de las poblaciones que has grabado en la ruta, y a no ser que pases exactamente por el waypoint que marca, siempre recalculará  la ruta hacia ese punto. Lo bueno es que nos hemos llevado un 2×1 en puertos… Habrá que mirar el lado positivo.

Ya que habíamos perdido bastante tiempo decidimos avanzar unos km por autovía, nos dirigimos a Guadalix de la Sierra y continuamos por la M-608 para enlazar con la A1.

En pocos kilómetros encontramos una zona en obras, como siempre en la A1, duran más las obras aquí que en la Sagrada Familia. Estaban asfaltando un tramo de la autovía y al pasar empiezo a escuchar un golpeteo por los auriculares del intercomunicador y a Pruden gritar “¡¡¡Joder, Joder me están saltando piedras!!!” No debía de estar lo suficientemente seco y los obreros habían abierto el paso muy pronto.

Continuamos hasta el pueblo de Cerezo de Abajo y aprovechamos para hacer una parada, tomar un par de cocacolas y revisar la ruta en el GPS.

Tras el breve descanso iniciamos la marcha de nuevo por la SG-205 hacía Cantalejo, una carretera sin nada que destacar, grandes rectas, firme agrietado y aburrida. En Cantalejo tomamos dirección norte hacia Burgos, todo el recorrido lo realizamos por carreteras secundarias, pero la verdad es que no escogimos bien el itinerario, pues se hizo bastante pesado y aburrido, muy pocas curvas y en definitiva nada digno de reseñar.

Pasado Burgos paramos a comer en un bar de carretera, y mientras nos sirven comprobamos de nuevo por donde continúa la ruta, observando que dentro de no demasiados kilómetros se avecinan algunas curvas.

 

Pruden en el Puerto de la Mazorra

Pruden en el Puerto de la Mazorra

 

Salimos de Burgos por la carretera CL-629 y tras pasar el pueblo de Pesadas de Burgos empezamos a subir el Puerto de La Mazorra, carretera ancha con curvas rápidas y divertidas, hacia el final se vuelven algo más reviradas durante unos escasos dos km.

 

Los MotoHurtas

Los MotoHurtas

 

faros

Andres en La Mazorra

¿Dónde están los faros?

Continuamos por la CL-629 hasta Santencilla donde acaba la provincia de Burgos y entramos en Vizcaya por la BI-636. Esta zona de Vizcaya es muy industrial y pese a la estampa verde de los prados, no es una zona muy bonita. Por suerte según vamos avanzando por la provincia el paisaje comienza a gustarnos cada vez más. Nos dirigimos hacia el pueblo de Las Muñecas, donde antes de llegar tenemos varios tramos de divertidas curvas y en poco tiempo termina nuestra incursión en el País Vasco y entramos en Cantabria.

Una vez en Cantabria tendremos apenas siete km de curvas sinuosas hasta llegar al pueblo de Otañes, a partir de este punto hasta llegar a Castro Urdiales la carretera es prácticamente una recta. El pueblo es muy turístico, costero, bonito y digno de ser visitado. Pero no tuvimos la suerte de ver faros…

Llegados al Hotel, nos dejan aparcar las motos en un patio trasero, ya no por seguridad, pues el patio tenía una valla de apenas 40 cm de alto, más bien porque el hotel se encontraba en una calle bastante empinada y nos quedábamos más tranquilos aparcándolas en una zona totalmente horizontal.

 

Patio Hotel

Patio Hotel

Al entregarnos la habitación le pregunto a Pruden que donde narices me había traído… era un hotel con spa, las habitaciones tenían nombres de flores y la nuestra era totalmente rosa… no sabía cuáles eran sus intenciones pero por si acaso me mantendría alerta durante la noche.

Antes de ir a cenar, para ser la comidilla de las recepcionistas, nos bajamos un rato al spa, que consistía básicamente en una pequeña piscina, un jacuzzi y una sauna, pero para relajarnos y descansar un rato era más que suficiente.

Si quieres el Track sólo tienes que pedírnoslo a motohurtas@gmail.com

Continua leyendo en HurtaFaros, Día 2 de 5